jueves, 10 de marzo de 2016

Entrevista a la escritora Maria Jesús Juan

¡Hey! Sé que llevo un tiempo sin actualizar el blog, pero ¡ya he vuelto! Mi época de exámenes está casi acabada y pronto tendréis nuevas reseñas. Por ahora os traigo una entrevista con la autora murciana María Jesús Juan. Su última novela es Rock, amor y Pepperoni, escrita a cuatro manos con Marta Em, y que ha sido publicada por Nowevolution. A mí me gustó mucho y os la recomiendo. Os dejaré el enlace de la reseña al final de esta entrada ^^

El Astrolabio Literario: ¡Hola María Jesús! Encantado de tenerte por aquí.

María Jesús Juan: Un placer que me hayas hecho un hueco en tu blog. ¡No sabes la ilusión que me hace esta entrevista! Aquí me siento como en casa.

EAL: ¿Cómo y cuándo surgió la idea de escribir Rock, amor y Pepperoni?

MJJ: La idea surgió en marzo de 2014 viniendo del FESTILIJ 3C que organizó la Asociación Tiramisú entre Libros en Tres Cantos (Madrid). Allí escuchamos a varios autores hablar de la experiencia de escribir a cuatro manos y nos pareció una manera divertida de crear una historia, se puede decir que la novela nació casi como un juego.

EAL: La novela está escrita a cuatro manos junto con Marta Em, ¿podrías explicarnos cómo lo hicisteis? Realmente no se aprecia quien está escribiendo en cada momento. ¿Fue muy complicado conseguir esta compenetración?

MJJ: En esa época Marta estaba trabajando en La Manga del Mar Menor y yo en Murcia así que la elaboración del borrador se hizo por email durante tres meses. No teníamos nada planificado y decidimos que queríamos viajar por Rock, amor y pepperoni de manera intuitiva un poco a ciegas para ver hacia donde nos llevaban los personajes.
El que no se note quien está escribiendo se debe al proceso de reescritura y la exhaustiva revisión que hice después, un año más tarde y casi a las puertas de la publicación. Yo no definiría este proceso como difícil pero sí laborioso: había que intentar que la historia quedara “compacta”, que tuviera la dosis justa de humor y amor pero sin que pareciera una burla o un culebrón venezolano y eso no se hace en dos días.